7. ALIMENTACIÓN

 

Las ovejas deben recibir los alimentos suficientes para mantener el peso vivo y para conseguir una producción lechera de calidad. Cualquier desequilibrio alimenticio incide en la cantidad y calidad de la leche, en la reproducción y en una menor resistencia a las enfermedades.

En otras actividades ganaderas es posible establecer un plan de racionamiento, ya que se conocen las necesidades nutritivas para cada tipo de producción y el valor nutritivo de los alimentos de la ración. Pero en ganado ovino, cuando salen a pastar no se sabe cuál es el valor nutritivo del pasto, ni la cantidad de alimento ingerido, ni tampoco es fácil determinar el nivel productivo del rebaño, por lo que se hace muy difícil establecer un plan de racionamiento que se ajuste fielmente a las necesidades de las ovejas.

Conviene seguir unas pautas en la alimentación del rebaño, en base a la climatología más frecuente en un área que podríamos denominar "de la dehesa" y que se extiende a toda la meseta central y al suroeste peninsular, esas pautas en la alimentación podrían estar determinadas por las cuatro estaciones como vamos a ver a continuación:

 

7.1. ALIMENTACIÓN INTEGRAL O UNIFEED

Muchos ganaderos utilizan granos de cereales para suplementar los déficit alimenticios en determinados periodos ya descritos, se equivocan, es mejor la alimentación integral porque son raciones que cubren tanto las necesidades de volumen, como las de calcio, fósforo, vitaminas, proteínas y aminoácidos para obtener una producción lechera de calidad. Porque la calidad de la leche no sólo es interesante a la hora de comercializarla, sino muy especialmente para amamantar el cordero. La alimentación integral o unifeed es la complementación ideal del pastoreo durante todo el año, porque es un sistema de raciones completas, perfectamente homogéneas de todos aquellos ingredientes que constituyen la dieta y que pueden adaptarse con facilidad a las necesidades de cada explotación.

El sistema unifeed (plato único) es una forma más racional de alimentar a los rumiantes, por estar en consonancia con su peculiar fisiología digestiva, lo que permite a las ovejas mantener un óptimo estado de salud y un máximo de producción. Para desarrollar este sistema es necesario disponer de un carro mezclador e instalaciones adecuadas para tener almacenados los componentes de la mezcla, en muchas explotaciones esto no resulta fácil, siendo la organización cooperativa el procedimiento más práctico, económico y fiable para elaborar y disponer de la mezcla unifeed en la propia explotación.

Las mezclas de alimentación integral o unifeed más convenientes para suplementar el pastoreo en ovejas de carne pueden tener la siguiente composición:

INGREDIENTES %
Pulpa de remolacha deshidratada 18
Pienso compuesto 11
Semilla de algodón 16
Gluten de maíz 5
Alfalfa deshidratada 36
Melaza de remolacha 12
Girasol integral pellet 2

"Alta Moraña S. Coop. desde su fábrica en San Pedro del Arroyo (Ávila) es pionera en la elaboración de mezclas unifeed para ovino. Con 700 ganaderos asociados comercializa 80.000 litros de leche diarios, habiendo iniciado la transformación en queso. Dispone de un Servicio Veterinario muy especializado en trasplante de embriones".

Según los precios del mercado convendrá ajustar el coste de la ración sustituyendo algunos componentes que permitan mantener el mismo nivel nutritivo. Hay explotaciones que por disponer de recursos de pastoreo muy específicos precisan raciones adaptadas a sus necesidades. Esta mezcla para ovino de carne se ajusta a las necesidades de la explotación más frecuente en Castilla y León o en Extremadura, con 300 gramos de mezcla por oveja y día en periodos productivos que exigen menos suplementación y de 900 gramos de mezcla para cubrir el máximo de necesidades alimenticias por escasez de recursos pastables o porque las exigencias productivas de las ovejas lo requieren.

La mezcla unifeed más conveniente para ovejas de leche debe estar constituida por los siguientes ingredientes:

INGREDIENTES %
Pulpa de remolacha deshidratada 23
Pienso compuesto 21
Semilla de algodón 15
Gluten de maíz 2
Alfalfa deshidratada 23
Melaza de remolacha 10
Girasol integral pellet 6

Se insiste en que esta mezcla se adapta perfectamente a las necesidades de la explotación de ovino lechero más frecuente en Castilla y León. Cubriéndose las mínimas necesidades de suplementación con 1,1 kilo de mezcla por oveja y día, siendo la aportación máxima de mezcla de 1,7 kilos diarios coincidiendo con los meses de mayor producción láctea. Conviene ajustar la composición de estas mezclas a las necesidades de cada explotación.

 

7.2. MOMENTOS CRÍTICOS EN LA ALIMENTACIÓN DEL REBAÑO

7.2.1. Alimentación cubrición

Se inicia 15 días antes de comenzar la cubrición y se mantendrá 15 días después, es decir 75 días, esta técnica alimenticia se denomina Flushing, ha sido indicada en el apartado dedicado a la reproducción y consiste en suministrar una ración adicional de alimento concentrado que puede ser un pienso compuesto, pero son preferibles las mezclas unifeed siempre que su formulación se adapte a las necesidades del rebaño. En el caso de los rebaños dedicados a la producción de leche, coincide esta alimentación de la cubrición con la alimentación propia de la lactación y por lo tanto la oveja tendrá que recibir los alimentos para la cubrición además de los que venía recibiendo para la lactación. El complejo vitamínico mineral es muy conveniente que esté a libre disposición durante este periodo.

7.2.2. Alimentación gestación

Durante el último tercio de la gestación, unos 45 días antes del parto, es muy necesario, en rebaños de carne, preparar a las ovejas para la siguiente lactación y si son de producción lechera ampliar este periodo a los 60 días para ayudarlas a recuperar las pérdidas de la lactación anterior. En esta fase el feto se desarrolla muy rápidamente, aumentando considerablemente de tamaño y sobre todo en los casos de partos dobles. El volumen del útero hace que disminuya la capacidad de ingestión, y por tanto el no poder aceptar más que un volumen reducido de alimentos, por muchas disponibilidades de pasto que tenga la oveja no podrá cubrir sus necesidades alimenticias y será siempre necesario suministrarle una ración complementaria de concentrado. Teniendo durante este periodo a libre disposición un complemento vitamínico-mineral rico en calcio y fósforo.

7.2.3. Alimentación lactación

El periodo de lactación de unos 75 días en rebaños de carne y de 150 días o más en rebaños para producción de leche, requiere una alimentación que compense diariamente esta producción para que la oveja mantenga una cierta calidad y cantidad. Las necesidades de producción de un litro de leche se deben cubrir suplementando el pastoreo con 750 gramos de concentrado por litro de leche. Pero es más rentable utilizar mezclas unifeed, dejando a libre disposición siempre el complejo vitamínico-mineral.

7.2.4. Alimentación

En las épocas de cubriciones se dejarán que descansen durante el día, separándoles de las ovejas y aprovechando para suministrarles la ración complementaria. Se pueden dejar en el aprisco durante el día o sacarse a praderas cercanas, pero no deben ir al pastoreo con las ovejas. Siempre que se observe en los carneros un excesivo engrasamiento deberá reducirse la ración. Conviene que tengan a libre disposición un corrector vitamínico-mineral.

7.2.5. Alimentación de los corderos

De acuerdo con las diferentes razas ovinas y los sistemas de explotación practicados, se producen varias clases de corderos:

Todos los nutriciólogos coinciden en que el pienso para cebo debe tener una concentración energética de 1,15 Unidades Forrajeras de Leche (UFL) por kg de Materia Seca (MS) durante todo el periodo de cebo. Sin embargo, en la riqueza en proteínas no hay tanta coincidencia, desde los 14-15 kg hasta los 18-20 kg de peso vivo se aconseja un nivel del 18% de Proteína bruta (PB), y desde los 18-20 hasta el sacrificio debe de 13-14% de Proteína Bruta. Otros investigadores indican que el nivel de proteína debe ser constante durante todo el periodo situándose en un 15-16%.

7.2.6. Alimentación de las corderas de reposición

Las hembras jóvenes del rebaño son las corderas de reposición que cubren por primera vez entre los 8 y 18 meses de edad, según hayan nacido al inicio del año se cubrirán en el primer otoño de vida si han dispuesto de suficiente comida para conseguir un buen desarrollo corporal, que ha de ser como mínimo los 2/3 de su peso de adulto. Las corderas que se cubran más tarde lo hacen en el segundo otoño de vida debido a que no han dispuesto de suficiente alimento para alcanzar el peso mínimo o porque han nacido al final de la primavera (mayo-junio) y eran demasiado jóvenes para salir en celo en su primera estación sexual (otoño).

Durante la cría y recría de las corderas hay que propiciar un crecimiento rápido hasta alcanzar los 21-23 kilos de peso a los 90 días de edad, igual al de los corderos de cebo, a partir de los tres meses conviene recortar los aportes alimenticios para conseguir un crecimiento moderado de 100-125 gramos día hasta el momento de la cubrición, debido a que a partir de los tres meses se forma el tejido mamario y un excesivo engrasamiento conlleva una disminución de la producción de leche posterior.

La cordera sigue creciendo durante la primera y segunda gestación-lactación por lo que conviene darle una alimentación que no permita movilizar en ningún caso sus reservas corporales, son precauciones para conseguir unos buenos rendimientos productivos en consonancia con un satisfactorio desarrollo corporal.

 

7.3. MANEJO DE LAS PRADERAS

Para mejorar la rentabilidad del rebaño hay que mejorar los sistemas productivos, siendo las praderas de regadío un recurso muy interesante si se utiliza racionalmente.

La producción media de una pradera polifita en regadío puede ser de unos 35.000 kilos por hectárea de hierba, siendo superada en Extremadura y tal vez en algunos suelos del norte de Castilla no se llegue a esta producción. Pero lo más importante es organizar el aprovechamiento de la pradera limitando la cantidad de hierba a disposición de los animales, mediante el pastoreo racionado con cerca eléctrica, siendo conveniente poner una valla fina a todo el perímetro de la parcela. El pastoreo racionado consigue que las ovejas aprovechen por igual todas las especies y no seleccionen las más apetitosas, impide el pisoteo de toda la parcela, permitiendo el crecimiento de la hierba.